El operador de CCTV es la persona encargada de gestionar los sistemas de CCTV instalados. Esta persona debe estar familiarizada con los sistemas que esta utilizando.

En la actualidad, la mayoría de estos sistemas son informáticos, por los que es esencial un conocimiento previo para la utilización de los mismos.

Para ello ponemos a tu disposición nuestra Sección de Informática…(Pulse Aquí)

Adquiridos los conocimientos informáticos necesarios, podemos continuar con los Sistemas de CCTV(Pulse Aquí)

Estos operadores encuentran infinidad de problemas a la hora de desarrollar su actividad:

1.- La diversidad de los sistemas, el coste y la obligatoriedad de las empresas de seguridad a impartir cursos de operador de CCTV, hacen de este tipo de formación prácticamente inexistente. Esto produce personal poco cualificado y difícil de sustituir.

2.- La atribución de funciones que no le corresponden.

Es entendible que una instalación de CCTV se convierta ademas en un centro de coodinación de servicios de seguridad o lo que conocemos como PPS (Puesto Permanente de Seguridad 24h) o Centro de Control.

Esto obliga al operador de CCTV a añadir otros conocimientos como los de la red de comunicación que utiliza, y una operativa de coordinación para estos servicios. Puedes conocerlos en nuestra Sección de Medios de Comunicación…(Pulse Aquí).

Pero en muchas ocasiones se confunde o se la atribuyen las funciones de otros profesionales como:

  • Cuando los sistemas de CCTV se instalan en recepciones, las funciones de Recepcionista, Tele-operador, o gestión de Control de Accesos.
  • Centrales de Mantenimiento (Distribución de Gas, Aire Acondicionado, Calderas, Ascensores o de gestión de Cámaras Frigoríficas o Congeladoras).
  • Cualquier otra que no sean las propias del operador de CCTV.

En cualquiera de los casos hay que estudiar perfectamente que atribuciones puede cumplir el operador de CCTV sin comprometer su operatividad.

PLANES DE FORMACIÓN

Finalmente, también es esencial para el Operador de CCTV recibir la Formación especializada de las empresas instaladoras, igualmente estas necesitan estudiar la adecuación y efectividad se sus sistemas con las experiencias del operador. Por lo que estos Planes de Formación son muy importantes para el diseño y fabricación de estos sistemas. 

DISEÑO DE UN SISTEMA DE CCTV.

En esencia, el sistema de CCTV consta de:

Unas cámaras de televisión, que pueden ser fijas o dotadas de posicionador, y que pueden grabar de una manera continua o en determinados periodos de tiempo, según se considere oportuno.
Unos monitores situados en el Cuarto de Control o PPS, que proporcionará la visión de lo que las cámaras están filmando.
La instalación del CCTV debe programarse sobre la base de la necesidad de abarcar la totalidad de las áreas vigiladas y procurando su integración con otros sistemas (intrusión, protección contra incendios, control de accesos, procesos productivos, etc..) con cada cámara, de modo que se facilite su visulalización.

En la actualidad en casi todos los casos, el CCTV tiene que estar acompañado de la grabación de los programas que se vigila con el objeto de obtener evidencia de todos los eventos importantes y además el minimizar la vigilancia humana de los monitores.

DISEÑO DEL CUARTO DE CONTROL O PPS

El enfoque ergonómico para diseñar una sala de control debe contribuir a lograr los objetivos de desempeño establecidos para el espacio en cuestión, garantizando que cada aspecto de la interacción entre humano, máquina y medio ambiente – desde el piso elevado a las preocupaciones acústicas, desde la iluminación indirecta al bienestar general, la salud y la seguridad de cada operador – se tomen en cuenta.

Sin importar lo bien diseñadas que podrían estar las estaciones de trabajo, el sistema completo fallará si los operadores están sobrecargados, llevando a cabo tareas para las cuales están poco entrenados, o si requieren esforzarse para leer pantallas que son ilegibles. Con un enfoque descendente, las limitaciones del operador se incluyen automáticamente y los posibles desajustes entre las capacidades y demandas del operador del sistema, se minimizan.

La norma internacional conocida como ISO 11064 es la base del diseño ergonómico de las salas de control. La esencia de este planteamiento puede definirse en un solo término: diseño centrado en el usuario.

El enfoque descendente requiere que primero se expliquen las metas del centro de control en varias situaciones incluyendo normal, fuera de lo normal, emergencia, interrupción del servicio y condiciones de arranque. Determine qué sistemas deben adaptarse a estas condiciones, después enumere las funciones mejor llevadas a cabo por maquinas (ej. cálculos repetitivos), seguido de aquellas funciones en las que los operadores humanos son superiores (ej. enfrentar situaciones inesperadas). El resultado definirá las especificaciones del sistema para computadoras, así como aquellas tareas que deberán realizarse por operadores humanos.

Ergonomía

Los últimos estudios ergonómicos de personas sentadas en una muestra de posición relajada nos da a conocer que en general nuestras cabezas se inclinan hacia delante aproximadamente de 8 a 15 grados en un ángulo de visión de menos 30 a 35 grados.

El angulo de visión (figura 1) y los diagramas de movimiento de la cabeza (Figura 2) demuestran mejor los ángulos de visión de un operador.

Idealmente, no hay movimiento de la cabeza y el movimiento ocular mínimo para las tareas más importantes y más comunes.

Para el diseño de una consola es necesario determinar si la estación de trabajo se utilizará como una unidad aislada o en combinación con pantallas de monitoreo general u otras estaciones de trabajo.

La altura de la consola debe calcularse de modo que aún el operador más pequeño pueda ver por encima de cualquier equipo electrónico montado, como paneles de monitoreo remoto o monitores, y la distancia por debajo de la superficie de trabajo debe permitir al más alto de los operadores sentarse cómodamente.

La máxima altura de visión, del 5% del más bajo de los operadores, podría ser tanto como 42”, dependiendo del rango del ajuste de la silla.

La distribución física debe adaptarse al uso del equipo no electrónico y documentos, como manuales de operaciones, diarios, mapas, y portapapeles.

Otro elemento que también permite flexibilidad es el espacio para la colocación de elementos tales como teléfonos, teclados, ratones, controladores de áreas radios/intercomunicadores y espacio para la escritura. Esto permitirá a los operadores cambiar de postura durante su turno y así minimizar los efectos de fatiga.

Pantallas/Monitores

Cuando se utiliza un enfoque descendiente en el diseño de esquemas en pantalla, comience con los objetivos de gestión en vez de tratar de ver cuántos monitores pueden rodear a un operador. Tenga en cuenta que la cantidad de información que una persona puede manejar es limitada. Para maximizar el rendimiento del operador se requiere que el diseñador conozca detalles como la cantidad de actividad asociada con cada imagen en el monitor y su tamaño, ambos afectan la detección de eventos significativos.

Incluso con tan sólo cuatro monitores de actividad elevada y precisa, en un ambiente saturado, disminuye a un 83%.

Las pantallas que son utilizadas para inspección de imágenes cercanas, deben colocarse directamente al frente del operador, con tamaños que van típicamente de 19” a 24”.

Las pantallas fuera de la estación de trabajo y situadas a una distancia mayor, o detrás de la consola, deben oscilar en tamaños de entre 24” a 42” o mayores.

La introducción de las pantallas planas y las tecnologías de pantalla táctil han tenido un impacto significativo en el diseño de la consola.

Los grandes CRT (Tubos de Rayos Catódicos) se han sido sustituidos con pantallas planas, que ocupan mucho menos espacio, reducen el consumo de energía, requieren menos refrigeración y producen menos radiacciones nocivas para el operador.

Con el paso del tiempo la resolución, frecuencia y el tamaño de las pantallas va en aumento. Hoy en día es difícil encontrar pantallas con una resolución tan baja como la VGA (640 x 480 píxeles. La gama actual de pantallas va de 1280 x 720 (HD) a 1920 x 1080 (Full HD), 3840 × 2160 (4K), o incluso mayores.

Aumentar la resolución de la pantalla, significa que el operador podrá estar más cerca del monitor sin ser capaz de detectar los píxeles individuales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen límites prácticos para el tamaño de los monitores.

Una regla rápida para visualizar imágenes de video es que el operador debe estar al menos dos veces a distancia de la pantalla, tanto como la altura de la imagen más grande (no la propia pantalla), pero no más de ocho veces. El punto óptimo es de cuatro a seis veces, varía según el texto (más cercano) o las imágenes de vídeo (más lejanas).

La tecnología de pantalla táctil también está afectando la ergonomía en los nuevos diseños de consola, especialmente en ambientes de alta seguridad o de alta atención. Aunque las pantallas táctiles no son utilizadas en muchas aplicaciones, nuevos estudios muestran que cuando algunos operadores llegar a ser extremadamente nerviosos o están bajo mucho estrés, tienen problemas para encontrar y hacer clic en un icono con el ratón. Pero por lo general tienen menos problemas apuntando con su dedo a un elemento en una pantalla táctil. Como resultado, las pantallas táctiles son cada vez más frecuentes en aplicaciones de salas de control, de alto estrés.

Sin embargo, las consolas que incorporan las tecnologías de la pantalla táctil deben ofrecer una distancia más corta entre el operador y la pantalla – típicamente menos de 28” desde el borde de la superficie de trabajo de la consola – para que la pantalla pueda ser tocada cómodamente desde una posición sentada relajada.

Independientemente de la interfaz de hardware, lo ideal es un diseño en el que se centra la atención del operador sobre una sola fuente de información vital correspondiente a cada situación.

Para minimizar los movimientos de la cabeza y movimientos oculares extremos, las imágenes principales a observar, ya sean en un monitor local o en un video muro distante deben centrarse dentro de un cono de 30 grados.

Para calcular la distancia mínima, multiplicar el ancho de la pantalla por 1.87. Así, usando nuestro ejemplo anterior, una pantalla diagonal de 20” tendrá una anchura de 18”, significando que la distancia mínima de la pantalla debería ser de 34”, que es ligeramente menos que el cálculo del punto óptimo de cuatro veces la altura de la imagen de 10”.

Cuestiones a tener en cuenta al diseñar la colocación de la consola en la sala de control incluyen dimensiones de la habitación, el número de estaciones, las dimensiones de cada estación, las dimensiones de cualquier Video Wall (grupo de pantallas) y la anchura de los pasillos.

La distancia desde la cual se observará una pantalla de gran tamaño o un grupo de pantallas, no debe ser inferior al doble de altura de la imagen más grande en la pantalla o más de 6 veces su altura para vídeo normal. Sin embargo, si se trata de un monitor principal para el operador, donde debe encajar en el cono de 30 grados de visión, entonces la fórmula de mayor alcance del ancho de la pantalla x 1.87, debe tener prioridad.

Alternativamente, es posible que se le pida determinar el tamaño adecuado para una pantalla grande, teniendo en cuenta ciertas dimensiones de las habitaciones.

Se aplican las mismas fórmulas. Una sala de control  debe estar diseñada para operaciones más que cotidianas.

Debe considerar cada situación en el diseño inicial y para futuras actualizaciones.
Debe mantenerse suficiente espacio en y alrededor de la consola para que los múltiples grupos de personal (operadores, tecnicos, mandos, etc..).

Diseño Ambiental

Dar un buen ambiente de trabajo es esencial para salas de control que se encargan de las tareas auditivas o visuales.

Donde la comunicación oral es importante, todas las necesidades auditivas del entorno deben de ser adecuadamente especificadas.

Los niveles de ruido del ambiente necesitan ser controladas, teniendo en cuenta factores tales como:

  • La habitación
  • Acabados de la consola.
  • Salida de ruido del equipo.
  • y el control de fuentes externas de ruido.

La acústica del techo debe de tratar de lograr un NRC (coeficiente de reducción de ruido y absorción de sonido, una medida de las características de absorción del sonido) de 0.65 a 0.75 o superior, y un AC (clase de articulación, una medida de la atenuación de sonido) de 40 a 44 o más.

La calidad y temperatura del aire puede jugar un papel importante para mantener a los operadores despiertos y alerta. Una de las críticas más comunes en el diseño de salas de control es la constante falta de temperatura ambiental. Un ejemplo de cómo el diseño del ambiente puede contribuir directamente con el desempeño del operador es un sistema de aire acondicionado que se ajuste automáticamente para aumentar la temperatura ambiental, así compensando la baja temperatura por la mañana, con la temperatura corporal. La temperatura ambiente debe oscilar entre 18 y 22 grados, con humedad relativa de 40% a 65% y el mínimo movimiento de aire, no superior de 4” a 6” por segundo.

Para mantener el entorno del operador más consistente, se debe proporcionar un cuarto de equipo independiente a los rack de CPUs, servidores, y otros equipos.

Esto eliminará las principales fuentes de calor a partir de los de discos, procesadores y el ruido de los ventiladores que enfrían la zona de los operadores.

También tiene la ventaja de situar el equipo más sensible en una zona segura, con acceso limitado y diseñado para un enfriamiento apropiado.

Cualquier lugar que se adopte para los monitores que serán utilizados, la iluminación en los cuartos de control debe de ser adecuada y suficiente para las tareas visuales en general.

El proyecto luminotécnico, está en gran parte basado en la iluminación indirecta ambiental, donde el techo refleja la luz en la habitación, ha encontrado por ofrecer una solución efectiva. Al diseñar un plan de iluminación, debe prestarse atención a la gama de tareas que se realizarán así como las edades de los operadores.

Los bajos niveles de iluminación pueden estar bien para el monitoreo de imagen, pero pueden presentar problemas con el manejo de papeles. Los operadores de cualquier edad, en particular trabajadores mayores, requieren de una iluminación ajustable para llevar a cabo tareas visuales a pequeña escala.

Los materiales del techo deben de ofrecer, desde una moderada hasta una alta reflectancia de 0.8 o más para mejorar la distribución de la luz por toda la habitación y reducir costos de energía, usados en la iluminación. Las paredes deben de tener un acabado de color blanco mate o acabado plano con una amplia reflectancia de 0.5 a 0.6. Los materiales del piso deben tener una reflectancia menor, de 0.2 a 0.3 para alfombras o de 0.25 a 0.45 para baldosas.

A los operadores, generalmente, no les gusta trabajar en un ambiente sin ventanas, a menos de que esté prescrito debido a razones operativas o de seguridad, se recomienda que las ventanas incluidas en la sala de control den al norte, principalmente por motivos psicológicos. Sin embargo, la luz de éstas plantea problemas de seguridad potenciales, y pueden contribuir a la reflexión y deslumbramiento. Las ventanas y puertas deben de estar localizadas fuera del campo de visión primaria, pero visibles desde una posición sentada. Permita un espacio de circulación alrededor de las puertas para minimizar la congestión.

Una sala rectangular ofrece opciones más posibles para el equipo, pantalla, y posicionamiento de la consola.

Por lo general, las habitaciones con paredes muy anguladas o con columnas de soporte deben de ser evitadas.

Puede llevar tiempo diseñar una sala de control del tamaño y la forma correcta para lograr un entorno eficiente y cómodo.

CONSIDERACIONES PARA EL OPERADOR

Al diseñar una sala de control, los siguientes pasos deben ser tomados en cuenta para garantizar la comodidad y seguridad del operador:

  • Comprobar el diseño de la consola con los usuarios para “tareas humanas”, incluyendo la simulación de tareas secuenciales.
  • Si es necesario, modificar los diseños de la consola, basándose en el juicio de la retroalimentación.
  • Desarrollar diseños de estaciones de trabajo en torno a zonas de alcance aceptable y limitaciones visuales.
  • Tener en cuenta las necesidades de mantenimiento y eliminación de equipos tanto de la parte trasera y delantera de la estación de trabajo.
  • Proporcionar reposapiés ergonómicos, si es necesario.
  • Proveer sillas 24/7 con plena posibilidad de ajuste.
  • Reducir el exceso de calor y ruido, situando los componentes electrónicos en un cuarto de equipos.
  • En dimensiones de estaciones de trabajo, considere la altura completa y el tamaño de los usuarios, utilizar superficies de trabajo con ajuste de altura, si es necesario. 

Hemos referido pocas consideraciones ergonómicas, pero para una fuente completa, consulte: Diseño Ergonómico de los Centros de Control, que es la Norma Internacional ISO 11064.

PLANES DE MANTENIMIENTO DE SISTEMAS CCTV.

El plan de Conservación y Mantenimiento de los sistemas de CCTV tiene como objeto disminuir el número de equipos y sistemas que en un momento dado puedan quedar fuera de servicio o dar respuestas defectuosas o erróneas al encontrarse trabajando fuera de los límites establecidos. También previene el envejecimiento prematuro de los equipos consiguiendo que la conservación y el mantenimiento de los mismos se realicen dentro de un costo equilibrado. La finalidad es la de conseguir que todos los sistemas y medios que conforman la instalación se encuentren en perfectas condiciones de funcionamiento con el objeto de corregir los desajustes y de reparar o sustituir todo aquel que se encuentre deteriorado o que se prevea un deterioro próximo en el tiempo.

Mantenimiento preventivo, es el conjunto de operaciones que se realizan periódicamente según un programa establecido, consiste en la limpieza, ajuste comprobación, reparación o sustitución de los elementos y componentes con la finalidad de reducir la posibilidad o la frecuencia de fallos o averías en los equipos y sistemas.

Mantenimiento Correctivo, es el que se realiza una vez que se haya detectado algún tipo de error en el sistema. Consiste en la búsqueda del elemento que ha fallado y su sustitución, para que el sistema se ponga en marcha cuanto antes.

Administración remota, puede con solo una llamada a nuestras oficinas solicitar el chequeo del equipo de forma remota, solicitar cambios en la programación del equipo, altas o bajas de usuarios, solicitar la extracción de grabaciones o efectuar cualquier consulta.

Operaciones de control y mantenimiento periódico.

Descripción de actuación.Tipo.Periodicidad.
Limpieza de dispositivos.
Limpieza de las carcasas transparentes de dispositivos captadores de exterior.General.Semestral.
Limpieza de las carcasas transparentes de dispositivos captadores de interior.General.Anual.
Limpieza de lentes de elementos de captación.General.Anual.
Limpieza de fuentes de alimentación. Ocasional.Bienal.
Aplicación de espuma dieléctrica para las carcasas.General.Anual.
Sujeciones Verificación de tornillería de soportes.General.Anual.
Verificación de tornillería de carcasas.General.Anual.
Verificación de aislantes.General.Anual.
Conexiones.
Verificación conectores BNC.General.Anual.
Verificación conectores RJ-45.General.Anual.
Orientaciones.
Verificación de lentes.General.Anual.
Verificación de enfoques.General.Anual.
Verificación de la orientación de las cámaras.General.Anual.
Alimentación.
Verificación de niveles de alimentación.General.Anual.
Verificación de líneas de alimentación.General.Anual.
Verificación de conexiones de alimentación.General.Anual.
Software.
Verificación de sistemas de grabación.General.Anual.
Verificación de espacio de grabación.General.Anual.
Verificación de ficheros grabados.General.Anual.
Verificación de programación.General.Anual.
Elementos de control.
Eliminación de polvo de los elementos de control.General.Anual.
Limpiezas de filtros de aire.General.Anual.
Verificación de conectores de señal.General.Anual.
Verificación de conexiones de alimentación.General.Anual.


Volver a Sistemas de CCTV

Volver a Centros Comerciales

Volver a