¿Qué es la zoonosis en perros?
 

La “zoonosis” es el término científico que define a aquellas enfermedades que se transmiten de los animales a los humanos. Algunas simplemente pueden dar molestias, pero otras, como la rabia, son realmente peligrosas y potencialmente mortales.

A la hora de transmitir las enfermedades, existen diferentes agentes patógenos de las zoonosis en perros. Pueden ser hongos, parásitos, bacterias y animales invertebrados. El contagio puede ser directo, del animal a la persona, o indirecto, a través del contacto con tierra, vegetales y alimentos contaminados, pero también por inhalación o ingestión.

Obviamente, si el perro convive contigo, el riesgo de contraer alguna de las enfermedades caninas zoonóticas es mucho mayor.

No obstante, existen formas de minimizar los riesgos y prevenir el contagio de cualquier zoonosis en perros.

Tipos de zoonosis en perros

Aunque algunas de las zoonosis en perros que te vamos a comentar no son muy conocidas a nivel popular, todos los años se presentan algunos casos en nuestro país, así que te conviene saber cuáles son y qué síntomas dan.

Rabia

Seguro que esta es una de las enfermedades caninas que más te suenan. La rabia está causada por el Rhabdoviridae, que es un virus que se encuentra en la saliva y en las secreciones de los animales infectados.

En este tipo de zoonosis en perros el contagio se puede dar a las personas cuando un perro, u otro animal infectado, provocan alguna lesión por mordedura. También puede darse el contagio a través de las mucosas o de algún corte o herida en la piel que entra en contacto con las secreciones salivales de un animal infectado.

Lo grave es que no existe tratamiento ni para los perros ni tampoco para el hombre, por lo cual, la única herramienta preventiva es la vacunación de tu perro.

Puesto que la rabia afecta al sistema nervioso central, los síntomas más frecuentes son los trastornos del comportamiento que sufre el animal, debido a las alucinaciones. También puede darse pérdida de apetito y finalmente quedar paralítico hasta que se produce la muerte en pocas semanas.

Aunque es una enfermedad grave, España se considera como país libre de la enfermedad, sin contar los casos esporádicos en Ceuta y Melilla.

Borreliosis
 

La borreliosis es otro tipo de zoonosis en perros causada por garrapatas. También se conoce como la enfermedad de Lyme. Es una zoonosis, ya que se transmite de forma natural al ser humano desde los animales, como el perro, que actúan como reservorio.

Su principal síntoma es la erupción cutánea que se da en la mayoría de las personas, pero también la fiebre, el dolor muscular, articular y de cabeza.

En los perros, la bacteria comienza a reproducirse dos días después de picar a la mascota. En el inicio se crea una lesión local redondeada y enrojecida que tiene el centro blanco. Después, la bacteria se va dispersando hacia los ganglios llegando a la sangre para diseminarse por todo el organismo. Además de los vómitos y la inflamación de los ganglios linfáticos, en una fase más avanzada puede deformar las articulaciones, con lo cual el perro se queda cojo.

La inflamación puede llegar al músculo del corazón, por lo que la enfermedad de Lyme puede ser mortal, más aún si no se diagnostica y se trata a tiempo.

Campylobacteriosis

La campilobacteriosis es una enfermedad provocada por una bacteria en perros, y también en cobayas, gatos, cerdos, ganado, aves de corral, etc. Al igual que otras zoonosis en perros, esta enfermedad puede contagiarse al hombre al entrar en contacto con un animal enfermo o al comer algún alimento o agua contaminada.

Entre otros síntomas, la campilobacteriosis puede provocar malestar general, diarrea, fiebre y sangre en las heces. Afortunadamente, la mayoría de las personas se recuperan por sí solas sin precisar de ningún fármaco.

Leptospirosis canina

Se trata de otra infección que se da en perros a través del contacto con agua contaminada por la orina de perros o animales ya enfermos. Produce problemas en el hígado y los riñones de los perros.

Leishmaniosis

Esta zoonosis en perros es transmitida por la picadura de un mosquito llamado Flebotomus perniciosus y se da en gran parte del territorio español, por lo que se ha convertido en una enfermedad endémica.

La leishmaniosis es muy grave para los animales, ya que no existe tratamiento curativo. No obstante, se puede llegar a controlar con medicación y revisiones periódicas por parte de tu veterinario.

En cuanto a los síntomas más frecuentes, están: las descamaciones cutáneas, pérdida de peso, zonas en las que se queda sin pelo, úlceras en la piel y en las mucosas, hemorragias nasales, picos de fiebre, debilidad y diarreas que no remiten.

Habitualmente el sistema inmune de los humanos está preparado para combatir esta enfermedad. Pero en el caso de personas con alguna otra enfermedad o inmunodeprimidas pueden contagiarse si les pica un mosquito infectado, pero no por el contacto con el perro. No obstante, se han registrado algunos casos de contagio directo mediante transmisión mecánica o por contacto directo con las lesiones.

Hidatidosis

La hidatidosis es otra patología que puede transmitirse a los humanos. El animal se contagia al ingerir los huevos del parásito. Hay que destacar que el perro no sufre la enfermedad, solamente la transmite. Por eso, en la mayoría de ocasiones los dueños del can pueden no ser conscientes de que su mascota tiene esta patología.

Tiña

Se trata de otra zoonosis en perros causada por un hongo que vive en las células de la capa externa de la piel. Afecta a la piel tanto de los animales como de las personas en cualquier parte del cuerpo y es más frecuente en perros y gatos que pasan mucho tiempo fuera de casa.

También sucede que los baños frecuentes a las mascotas hacen que sean más susceptibles a contraer la tiña, porque se elimina el sebo protector de la piel. Se contagia por contacto directo o indirecto con el animal enfermo y causa alopecia y se inflama la zona. No existe ninguna vacuna eficaz para los animales, por lo que la mejor prevención consiste en extremar las medidas higiénicas.

Otras zoonosis en perros

Existen otras zoonosis en perros como la pasteurelosis, que se puede originar por la transmisión de una bacteria a través de la mordedura de perros, o la salmonelosis, que se puede contagiar a los hombres a través de perros o alimentos infectados.

Cómo protegernos de las zoonosis en perros

Puesto que para algunas de las zoonosis en perros existen vacunas, esta es la primera forma de protegernos, incluido tu perro, de posibles infecciones caninas. Pero, como no en todas es posible, te recomendamos:

Controla la salud de tu perro

Al trabajar con un perro en el servico, controla la salud del mismo. Informate de su calendario de vacunación y revisiones veterinarias necesarias, y comprueba que todo esta en orden. Su salud es tambien la tuya. Informa a la empresa si algo no esta en orden y en un caso extremo, niegate a realizar el servicio si no es asi.

Extrema la higiene

No toque la orina ni las heces de su perro con las manos desnudas.

Cuidado con ciertos hábitos

Los besos, así como los juegos donde pueda darse un arañazo o mordisco pueden ser suficientes para transmitir este tipo de infecciones.

Tampoco debes dejar que tu perro coma en donde comes tu o se preparan los alimentos, mejor en zonas separadas.