Procedimiento OVACE en adulto.

Valore la severidad de la obstrucción:

1. Obstrucción parcial de la vía aérea

Signos: el paciente está consciente, respiración efectiva, tos y/o  estridor entre accesos de tos.

Actuación:

  • Animar al paciente a toser y no interfiera en la tos y respiración espontanea del paciente.
  • Intentar identificar el cuerpo extraño.(preguntar a testigos)
  • Reevaluar continuamente al paciente por si muestra signos de empeoramiento o desobstrucción.

2. Obstrucción severa/total de la vía aérea

Signos: el paciente puede estar consciente o inconsciente, dificultad respiratoria acompañada de estridor o ausencia de respiración, tos silenciosa o inefectiva, posible cianosis, imposibilidad para hablar mostrando el signo universal de atragantamiento (manos agarrándose el cuello).

Actuación:

  • Avise al 112 (Emergencias Sanitarias).
  • Intentar identificar el cuerpo extraño (preguntar a testigos).
  • Valore el estado de consciencia del paciente: valoración del paciente.

Paciente CONSCIENTE:

  • De 5 golpes en la espalda: Colóquese al lado y detrás del paciente, aguante su pecho con la mano e incline al paciente bien hacia delante de modo que el objeto causante de la obstrucción progrese hacia la boca y no hacia más abajo en la vía aérea y proceda a realizar 5 golpes entre las escapulas con el talón de la otra mano.

  • Si no se consigue desobstruir la vía aérea: Realice compresiones abdominales (maniobra de Heimlich).  Póngase detrás de la víctima y rodee con ambos brazos la parte superior de su abdomen. Incline a la víctima hacia delante. Cierre el puño y ponga el pulgar contra el abdomen del paciente, en la línea media, entre el ombligo y el final del esternón. Agarre el puño con la otra mano y comprima rápida y firmemente hacia el abdomen y hacia arriba. Repita las compresiones hasta 5 veces.

  • Si la obstrucción persiste, continúe alternando 5 golpes en la espalda con 5 compresiones abdominales.
Si el paciente en cualquier momento queda INCONSCIENTE:

  • Sitúelo cuidadosamente en el suelo.
  • Avise al 112 (Emergencias Sanitarias), si no lo hizo con anterioridad.
  • Iniciar RCP: Realice 30 compresiones y después intentar 2 ventilaciones de rescate, continuar la RCP hasta que la víctima se recupere y comience a respirar con normalidad.

Si el objeto ha sido expulsado con éxito compruebe el pulso, la respiración y la capacidad de respuesta del paciente.

Procedimiento OVACE en el niño y lactante

Valore la severidad de la obstrucción:

1. Tos efectiva

Signos: el paciente está consciente, respiración efectiva, tos y/o  estridor entre accesos de tos, llorando o con respuesta verbal.

Actuación:

  • No interferir en la tos del paciente
  • Intentar identificar el cuerpo extraño (preguntar a testigos).
  • Reevaluar continuamente al paciente por si muestra signos de empeoramiento o desobstrucción.
  • Valore la necesidad de avisar al 112.

2. Tos inefectiva

Signos: el paciente puede estar consciente o inconsciente, dificultad respiratoria acompañada de estridor o ausencia de respiración, tos silenciosa o inefectiva, posible cianosis.

Actuación:

CONSCIENTE: Inicie los golpes en la espalda:

Lactante:

  • Sujete al lactante en posición prona (boca abajo), con la cabeza hacia abajo para permitir que la gravedad ayude a sacar el cuerpo extraño.
  • Siéntese o arrodíllese para poder sujetar al lactante de manera segura.
  • Sujete la cabeza del lactante poniendo el pulgar de una mano en el ángulo de la mandíbula y uno o dos dedos de la misma mano en el ángulo contrario de la mandíbula.
  • Tenga la precaución de no comprimir los tejidos blandos bajo la mandíbula del lactante, porque esto podría aumentar el grado de obstrucción.
  • Realice hasta 5 golpes secos con el talón de la otra mano en el centro de la espalda, entre las escápulas.
  • Dé cada palmada con la fuerza suficiente para tratar de extraer el cuerpo extraño.

Si los golpes en la espalda no solucionan la OVACE, continúe con compresiones torácicas:

  • Ponga al lactante en una posición con la cabeza más baja y supina (boca arriba).
  • Para conseguirlo de manera segura, sitúe el antebrazo libre a lo largo de la espalda del lactante y sujete su occipucio con la mano.
  • Apoye al lactante sobre tu antebrazo, apoyado sobre su muslo.
  • Identifique el punto de compresiones torácicas, es decir, un dedo por debajo de la línea imaginaria intermamilar.
  • Realice 5 compresiones torácicas, similares a las compresiones torácicas de la RCP, en dirección hacia la cabeza.
  • Repita la secuencia de hasta 5 golpes interescapulares y hasta 5 compresiones torácicas hasta que el objeto salga o el lactante quede inconsciente.

En el niño mayor de 1 año:

  • De 5 golpes en la espalda: Colóquese al lado y detrás del paciente, aguante su pecho con la mano e incline al paciente bien hacia delante de modo que el objeto causante de la obstrucción progrese hacia la boca y no hacia más abajo en la vía aérea y proceda a realizar los 5 golpes entre las escapulas con el talón de la otra mano.

  • Si no se consigue desobstruir la vía aérea: Realice compresiones abdominales (maniobra de Heimlich).

  • Póngase detrás de la víctima y rodee con ambos brazos la parte superior de su abdomen.

  • Incline a la víctima hacia delante.

  • Cierre el puño y ponga el pulgar contra el abdomen del paciente, en la línea media entre el ombligo y el final del esternón.

  • Agarre el puño con la otra mano y comprima rápida y firmemente hacia el abdomen y hacia arriba.

  • Repita las compresiones hasta 5 veces.

  • Si la obstrucción persiste, continúe alternando 5 golpes en la espalda con 5 compresiones abdominales.

Si el niño o lactante en cualquier momento queda INCONSCIENTE:

  • Sitúelo cuidadosamente en el suelo.
  • Avise al 112, si no lo hizo con anterioridad
  • Busque el objeto en el interior de la boca y retírelo si lo encuentra con barrido digital pero nunca a ciegas.
  • Apertura de la vía áerea, realizando frente-mentón.
  • 5 ventilaciones de rescate (comprobar la eficacia de cada ventilación, si no ha sido efectiva se recolocará la cabeza antes de la siguiente ventilación).
  • Realice compresiones torácicas sin comprobar previamente pulso.

Antes de realizar cada ciclo de las dos ventilaciones, mirar si el objeto se localiza en la boca, retirándolo si lo encuentra. Ésta acción no debería aumentar considerablemente el tiempo del ciclo ventilatorio.

Si el objeto ha sido expulsado con éxito compruebe el pulso, la respiración y la capacidad de respuesta del paciente.

Mantenga la activación del 112.

Convulsiones.

Convulsiones

Una convulsión es un movimiento incontrolable de los músculos que puede suceder cuando las neuronas se irritan, sobreexcitan, o algo pone presión sobre ellas para que no funcionen correctamente. Las convulsiones suelen durar unos minutos o menos, pero pueden ir seguidas de somnolencia y confusión que pueden durar varias horas o días.

Las convulsiones pueden ser causadas por:

  • Accidente cerebrovascular.
  • Una lesión o Golpe en la cabeza.
  • Por infección o fiebre.
  • Otra enfermedad.

Sin embargo, muchas veces se desconoce la causa de la convulsión.

¿A qué debe prestar atención?

  • La mirada perdida o los ojos en blanco
  • Pérdida repentina del control urinario e intestinal
  • Movimientos bruscos del cuerpo, especialmente de los brazos y las piernas

¿Qué puede hacer el paciente?

  • Hable con su equipo de atención médica sobre el riesgo de convulsiones y cualquier antecedente de convulsiones
  • Lleve con usted a una persona que haya presenciado la convulsión para que responda cualquier pregunta al respecto
  • Si son necesarios, tome medicamentos anticonvulsivos según sean recetados

¿Qué puede hacer con paciente?

  • Garantice la seguridad del paciente.
  • Avise al 112.
  • Si una convulsión comienza mientras el paciente está cama o en una silla, trate de proteger al paciente de caer al suelo y golpearse la cabeza.
  • Otra consecuencia de la convulsión es golpearse la cabeza al caer por cualquier otro motivo. Si otra persona pierde el conocimiento en su presencia, sujételo y colóquelo en el suelo o amortigüe su caída.
  • Acomode su cabeza con ropa o cualquier elemento mullido para evitar que se golpee.
  • Anotar el tiempo que permanece convulsionando, para notificar al los servicios médicos.

Quédese con el paciente y mantenga la calma

  • No trate de abrir la boca del paciente durante las convulsiones, aunque se esté mordiendo la lengua. No ponga sus dedos ni sus manos cerca de la boca del paciente.
  • No mueva al paciente a menos que se encuentre cerca de un objeto o lugar peligroso (como un radiador, una puerta de cristal o una escalera por ejemplo)

Aflójele cualquier ropa que ajuste el cuello del  paciente

  • Trate de observar el tipo de movimientos que hace, anote el tiempo que duran las convulsiones y las partes del cuerpo que mueve.
  • Si el paciente cae al piso, coloque ropa o toallas enrolladas debajo de la cabeza para acolchar el piso y voltee al paciente sobre su lado izquierdo.

Si el paciente está tendido sobre su espalda, y usted no puede voltearlo, voltee suavemente la cabeza hacia el lado de ser posible. No fuerce ninguna parte del cuerpo al mover el paciente.

Una vez terminadas las convulsiones, colóquelo en PLS, cubra al paciente con algo de abrigo y déjelo descansar.

No le administre alimentos, líquidos o medicamentos hasta que llamen al equipo de atención médica y el paciente esté completamente despierto.

Llame al equipo de atención médica

  • Una vez que la convulsión ha terminado y el paciente se siente cómodo
  • Si alguien más está con usted, quédese con el paciente y pida a la otra persona que haga la llamada.

Volver a Triage

Volver a Primeros Auxilios