El semiconductor complementario de óxido metálico (CMOS*) es un chip donde se almacena una pequeña cantidad de memoria en una placa base del equipo que contiene la configuración del Sistema básico de entrada/salida (BIOS)

Este se alimenta de una bateria ubicada en la placa base cerca del mismo.

Para acceder al ella, al arrancar la CPU, tan pronto aparezca el logotipo del fabricante de tu ordenador, presiona la tecla especificada para entrar a “Configuración” o “BIOS“. Las teclas más comunes son F1 , F2 y ⌦ Del . Si no presionas la tecla a tiempo, cargará el sistema operativo y tendrás que reiniciarlo y volver a intentar.

Para poder configurar la BIOS a tu gusto, es necesario que conozca cada una de las funciones. Tienes que saber que todo depende de los fabricantes y cómo organizan sus opciones.

Cada fabricante organiza los ajustes de manera distinta. Aunque la organización que utiliza una empresa suele ser casi la misma, sin importar la plataforma.

Te dejamos a continuación, dónde se encuentran estas opciones, para cuatro de los fabricantes más famosos de su organización de BIOS.

ASUS

  • Al Tweaker: Opciones de CPU y memoria.
  • Advanced: Opciones de chipset, almacenamiento y alimentación.
  • Monitor: Salud del sistema y opciones de velocidad del ventilador.
  • Boot: Opciones de arranque y seguridad.

ASRock

  • OC Tweaker: Opciones de CPU y memoria.
  • Advanced: Opciones de chipset, almacenamiento y alimentación.
  • Monitor H/W: Salud del sistema y opciones de velocidad del ventilador.
  • Security: Opciones de seguridad.
  • Boot: Opciones de arranque.

Gigabyte

  • M.I.T: opciones de CPU, memoria, estado del sistema y velocidad del ventilador.
  • BIOS Features: Opciones de arranque y seguridad.
  • Peripherals: Chipset y opciones de almacenamiento.
  • Power Management: Opciones de alimentación.

MSI

  • OC: Opciones de CPU y memoria
  • Settings: Opciones de chipset, arranque y seguridad
  • Hardware Monitor: Salud del sistema y opciones de velocidad del ventilador

Ahora que conoces esto es momento que conozcas cada una de las funciones dentro de la BIOS y en qué afectan los cambios que realizas en ellas.

Aparte de cambiar la fecha, hora y lenguaje del sistema, la BIOS te permitirá modificar:

Opciones de la CPU 

Tanto estas como las opciones de memoria, no son aptas para principiantes, ya que pueden producir daños en el hardware.

Las más importantes son:

  • BCLK/Base Clock: Desde esta opción, se proporciona una forma de acelerar la velocidad del procesador si la placa base admite el cambio de esta opción. Modificar esta opción puede generar un sobrecalentamiento en el mismo y si no se refrigera adecuadamente puede quedar inutilizado.
  • CPU Ratio: con este puedes cambiar el multiplicador de frecuencia del procesador, esto solo afecta a los núcleos en sí, pero no las otras partes del mismo, como el controlador de memoria o la GPU integrada.
  • Spread Spectrum: este es usado para propagar la interferencia electromagnética (EMI) que sale de procesador por medio de un rango amplio de frecuencias.
  • Voltaje de la CPU: Si se modifica la velocidad del procesador, este requerirá un voltaje más alto. Pero debes tener en cuenta que este ajuste tiene que ser usado con mucho cuidado, porque un cambio relativamente pequeño puede freír tu ordenador.
  • Reloj Host / reloj PCle: este es usado para ajustar la frecuencia del controlador PCI Express incorporado en el procesador.
  • Intel SpeedStep / AMD Cool’N’Quiet: las dos opciones ajustan la frecuencia del reloj del procesador a frecuencias más bajas. Si lo que quieres es que tu procesador funciones a toda velocidad, deshabilítalo.
  • C-State Options: estos son los niveles de potencia del procesador.
  • x86 Virtualization: esto ayuda a un buen funcionamiento en un nivel casi nativo. En los equipo de Intel puede tener el nombre de VT-x, mientras que en los equipos AMD, se puede encontrar como AMD-V, y en equipos viejos se llaman Vanderpool.

Opciones de memoria

Las opciones de memoria inciden directamente sobre la memoria RAM, los cuales son indispensable para un buen funcionamiento del ordenador después del arranque.

  • Memory Frequency: este establece la frecuencia del funcionamiento de la memoria. Aunque no puedes elegir una frecuencia arbitraria a diferencia del BCLK.
  • Timing values: te permite ajustar directamente los valores de temporización de la RAM.
  • DRAM Voltage: Permite ajustar el voltaje de la RAM. al igual que en con el procesador se puede freir literalmente los modulos RAM.

Opciones de almacenamiento

Estas son las opciones que inciden directamente sobre el almacenamiento de los archivos a largo plazo. Las más importantes a configurar son las siguientes:

  • SATA Mode: este protocolo, permite tres modos:
  • IDE: Es una característica de compatibilidad con unas versiones anteriores. Es muy necesario solo si el sistema operativo no es compatible con SATA.
  • AHCI: Con esta puedes habilitar todas las características de SATA. Si usas un sistema operativo moderno, las unidades tiene que dejarse activas.
  • RAID: Puedes configurar los puertos SATA para el RAID integrado de la placa base, que permite crear discos espejo o crear una partición en diferentes discos. De no ser así, actúa como AHCI.

Debes cuidar mucho qué valor tiene, ya que si no tiene un valor adecuado el ordenador no arrancará.

  • Hard Disk S.M.A.R.T: con este, puedes habilitar las características S.M.A.R.T. en las unidades del equipo que lo soportan.

Opciones de Chipset / Periféricos

Estas opciones están más relacionadas con el funcionamiento del equipo a nivel gráfico. Los aspectos más importantes a configurar son los siguientes:

  • Graphics Adaptar and Integrated GPU (IGPU) settings: es una opción usada para cambiar el adaptador de gráficos primario, qué modo PCI Express deseas usar y cuánta memoria debe asignarse a la GPU integrada.
  • Onboard peripherals: son unas opciones que incluyen adaptador de audio e internet integrado. No necesitas deshabilitarlos cuando instales otro software, a menos que tu sistema operativo tenga conflictos con los periféricos.
  • Legacy USB Support: con este puedes hacer que los entornos que no admiten USB usen dispositivos USB, como sistemas operativos más antiguos y utilidades que pueden ser ejecutadas al arrancar. Pero es diferente si tienes problemas de compatibilidad.

Funciones específicas de Intel y AMD: con estas funciones puedes reanudar la hibernación y permitir que programas recibas actualizaciones a través de la internet, mientras el computador este inactivo. El nombre de estas funciones son:

  • Intel Rapid Start
  • Intel Smart Connect
  • AMD Dual Graphics

Opciones de energía (ACPI)

Como su nombre lo indica, estas son las opciones que están relacionadas al consumo energético del equipo. Pueden parecer secundarias pero tienen la capacidad de limitar o potenciar el funcionamiento de todo el ordenador.

  • S-State configuration: Estos son los estados de potencia de nivel del sistemas. Los más usados son:
    • S1: Con este la CPU deja de ejecutar las instrucciones, mientras que la memoria permanece encendida.
    • S3: Modo Standby/Sleep/Suspend de la RAM.
    • S4: Hibernate. La RAM almacena en la HDD / SSD, luego que el sistema se apague por completo.
    • S5: Este permite que la PC consuma la menor cantidad de energía posible pero no completa.
  • State after Power Loss: Cuando la computadora pierde energía, el ordenador hace lo siguiente:
    • Last State: Si la PC esta apagada seguirá apagada, pero si estaba encendida se encenderá nuevamente.
    • Always off (predeterminado): El ordenador estará apagado.

Opciones de arranque y seguridad

Desde el menú “Boot” podremos indicar en qué dispositivos queremos que arranque el equipo y en qué orden de búsqueda:

Desplazándonos con las teclas de cursor y pulsando las teclas + ó – conseguiremos dejar el orden de arranque que deseemos. Por ejemplo, en la ventana anterior, la BIOS buscará un sector de arranque en:

  • CD-Rom Drive: unidad de CD/DVD.
  • Hard Drive: disco duro.
  • Removable devices: unidades de disquete o USB.
  • Network boot from …: desde tarjeta de red: este tipo de arranque es útil para utilizar “terminales tontos”, un PC que arranca desde la red, de esta forma no sería necesario ni que dispusiese de disco duro.

Desde el menú “Exit” podremos:

  • Exit Saving Changes: salir guardando los cambios realizados en la BIOS.
  • Exit Discarding Changes: salir sin guardar los cambios.
  • Load Setud Defaults: cargar la configuración de la BIOS por defecto.
  • Discard Changes: cancelar los cambios realizados.
  • Save Changes: guardar los cambios realizados en la BIOS.

Si pulsamos en “Exit Saving Changes” nos pedirá confirmación:

Con el texto “Save configuration changes and exit now?“. Pulsaremos “Yes” si estamos seguros de que queremos guardar los cambios realizados en la BIOS.

Entre las funciones que tiene la BIOS, también puedes encontrarte (según fabricantes) con la configuración de Salud del sistema / Monitoreo, que cuenta con algunas funciones que tienen que ser tratadas con muchos cuidado o puedes perjudicar de por vida la PC:

  • Fan Speed Settings: Funciones de Velocidad del Ventilador del Sistema.
  • Temperature Alarm Settings: Alarmas de temperatura y protecciones.
  • Case Open Feature/Reset: Funciones que detectan si la CPU esta abierta.

¿Es necesario actualizar la BIOS o UEFI para su buen funcionamiento?

Actualizar la BIOS

Esta es una de las preguntas más comunes de la sociedad cuando se enteran de la existencia de la BIOS, y la respuesta es que si, ya que todo el sistema funciona de forma conjunta mejorando el reconocimiento y los ajustes del hardware que estén instalados en la placa base del ordenador.

Hacer esto es muy recomendable a medida que pase el tiempo, desde el momento que se compró la placa o el equipo. Por ejemplo cuando lo haces se añaden nuevas instrucciones y compatibilidad para hardware que no existían para el tiempo que lo compraste ya que probablemente quieras instalar como una unidad SSD, un procesador más potente o unos determinados módulos de la RAM.

La actualización de la BIOS consiste en describir un nuevo bloque de código que contiene las nuevas instrucciones para el hardware del equipo, en chip de memoria no volátil de la placa base. Con esta escritura del nuevo bloque de códigos, se realiza desde fuera del sistema operativo.

Resetear la BIOS

¿Por qué voy a querer restablecer mi BIOS? Una mala configuración es tu respuesta.

En ocasiones, nos metemos en la BIOS sin tener mucha idea, modificando valores cuya consecuencia es fatal. Otras, no tenemos por qué haber hecho nada en concreto, sino que el problema viene por una incompatibilidad de hardware. Al final, un buen «formateo» de BIOS es lo mejor que podemos hacer para restablecer el orden lógico.

Para ello, existen ciertos métodos que nos ayudan a conseguir borrar o restablecer el CMOS. Como nos vamos a ocupar de ello en otra ocasión, mencionaremos un poco los métodos:

  • Volver a valores predeterminados de fábrica. Encendemos el PC y nos vamos a la BIOS usando la combinación de teclas que diga el fabricante de la placa base (SUPR, F1, F2…). Una vez dentro, nos iremos al apartado de configuración y buscaremos la opción que ponga «restaurar valores predeterminados de fábrica» o algo similar. Lo hacemos y reiniciamos (Esto no resetearía la Contraseña dela BIOS).
  • Extrayendo la batería CMOS y volviendo a colocarla. No tiene más, simplemente es quitar la pila y volver a instalarla para resolver el problema (En algunos tipos de CMOS, esto no restaura valores predeterminados de fábrica).
  • Cortar el jumper Clear CMOS. Con el ordenador apagado, abrimos el PC y nos vamos a la placa base. Buscamos el jumper al lado del nombre CLEAR o RESET CMOS y retiramos el jumper y lo colocamos para resetear el CMOS. Verificamos en la BIOS que la configuración se haya restablecido y volvemos a poner el jumper.

Volver a Software