El operador de CCTV es la persona encargada de gestionar los sistemas de CCTV instalados. Esta persona debe estar familiarizada con los sistemas que esta utilizando.

El los casos contemplados por la Ley de Seguridad Privada 23/1992 de 30 de julio y del Reglamento de Seguridad Privada R.D. 2364/1994 de 9 de diciembre las funciones de operador de CCTV seran realizadas exclusivamente por Vigilantes de Seguridad en los siguientes casos:

  • El control de accesos cuando existan mecanismos de seguridad incorporados contra la comisión de infracciones.
  • El control de los sistemas de seguridad contra la comisión de delitos y faltas (videos, monitores, alarmas, etc.).
  • La vigilancia y seguridad activa de los bienes, con posibilidad de represión.
  • La vigilancia nocturna.

Estos operadores encuentran infinidad de problemas a la hora de desarroyar su actividad:

1.- La diversidad de los sistemas, el coste y la obligatoriedad de las empresas de seguridad a impartir cursos de operador de CCTV, hacen de este tipo de formación practicamente inexistente. Esto produce a personal poco cualificado y dificil de sustituir.

2.- La atribución de funciones que no le corresponden.

Es entendible que una instalación de CCTV se convierta ademas en un centro de coodinación de servicios de seguridad. Esto obliga al operador de CCTV a añadir conocimientos en la red de comunicación que utiliza, (habitualmente las emisoras de radio de base) y una operativa de coodinación para estos servicios, pero en muchas ocasiones se confunde o se la atribuyen las funciones de otros profesionales como:

1. Cuando los sistemas de CCTV se instalan en recepciones, las funciones de Recepcionista, Tele-operador, o gestión de Control de Accesos.

2. En otros casos, las propias de un operador de Central Receptora de Alarmas, las gestión de Centrales de Incendios, Centrales de Mantenimiento (Distribución de Gas, Aire Acondicionado, Calderas, Ascensores o de gestión de Camaras Frigorificas o Congeladoras).

En cualquiera de los casos hay que estudiar perfectamente que atribuciones puede cumplir el operador de CCTV sin comprometer su operatividad.

El CCTV realizará las siguientes funciones:
* Vigilancia de todo el área perimetral y de los accesos existentes.
* Verificación de las alarmas que generan los sistemas perimetrales instalados.
* Grabación de imágenes de incidencias.
* Posibilidad de asociar al CCTV sistemas específicos de detección de riesgos (videocámaras).
En esencia, el CCTV consta de:
■* Unas cámaras de televisión, que pueden ser fijas o dotadas de posicionador, y que pueden filmar de una manera continua o en determinados periodos de tiempo, según se considere oportuno.
•* Unos monitores situados en la consola de la centralita de alarmas, que proporcionará la visión de lo que las cámaras están filmando.

La instalación del CCTV debe programarse sobre la base de la necesidad de abarcar la totalidad de las áreas vigiladas y procurando asociar las distintas zonas con cada cámara, de modo que se facilite su actuación por medio de la señal de alarma producida.
A la hora de efectuar la programación citada, se debe tener en cuenta la necesidad de armonizar la elección de cámaras fijas o cámaras dotadas de posicionador, para conjugar la obtención de panorámicas adecuadas y la operatividad correcta de atención a pantallas.

Como sistema de apoyo, el CCTV proporciona las siguientes ventajas:

- Extensión del ojo humano por encima de éste, en alcance y sensibilidad.

- Posibilidad de ubicarlo en lugares o ambientes inalcanzables para el hombre.

- Con un solo vigilante se controlan grandes áreas.

- Son el complemento ideal para el control de accesos y movimiento.

- Proporcionan un gran apoyo en la protección perimetral.

- Tiene grandes ángulos de visión y se pueden utilizar a grandes distancias.

Todo sistema moderno de CCTV presenta los siguientes componentes:


* Monitoreo del tráfico.

* Monitoreo de procesos industriales.

* Vigilancia en condiciones de absoluta oscuridad, utilizando luz infrarroja.

* Vigilancia en vehículos de transporte público.

* Vigilancia en áreas claves, en negocios, tiendas, hoteles, casinos, aeropuertos.

* Vigilancia del comportamiento de empleados.

*Vigilancia de los niños en el hogar, en la escuela, parques, guarderías.

* Vigilancia de estacionamientos, incluyendo las placas del vehículo.

* Vigilancia de puntos de revisión, de vehículos o de personas.

* Análisis facial para identificación de criminales en áreas públicas.

*Rondas de Seguridad a Distancia.

*Escolta a Distancia.

En la actualidad en casi todos los casos, el CCTV tiene que estar acompañado de la grabación de los programas que se vigila con el objeto de obtener evidencia de todos los eventos importantes y además el minimizar la vigilancia humana de los monitores.