TEMA 4. MEDIDAS PREVENTIVAS ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA. TIPOS DE EMERGENCIA. ACTUACIÓN ANTE MENSAJES DE ALERTA Y ALARMA. PLANES DE EVACUACIÓN. PRIORIDADES EN LA EVACUACIÓN. EL COMPORTAMIENTO HUMANO EN SITUACIONES DE EMERGENCIA.

PLANES DE EMERGENCIA Y EVACUACIÓN: Los planes de emergencia están constituido por el conjunto de medidas a adoptar en caso de incidente grave en un edificio público o centro de trabajo. El plan de evacuación es, a su vez, una parte del plan de emergencia, y comprende también el conjunto de medidas destinadas a facilitar la salvación de personas y equipos ante ese incidente grave. Se entiende por “evacuación” la acción de desalojar totalmente un local como consecuencia de la declaración de cualquier tipo de emergencia. Se entiende por “vía de evacuación” a cualquier camino que conduzca, de forma continua, desde un punto del edificio a otro en el que no se manifiesten las consecuencias de la emergencia; que ha desencadenado la evacuación. Respecto a los planes de evacuación, en relación a su amplitud, podemos considerar los siguientes:

Es reducir la evacuación a una parte del edificio, cuando el edificio por su amplitud sea muy grande, con plena garantía de seguridad para el resto de la edificación.

EVACUACIÓN TOTAL: Es cuando el edificio es desalojado completamente; pese a las molestias o pérdidas que se ocasionen.

EVACUACIÓN ESPECIAL: Es cuando el desalojo del edificio requiere unas condiciones especiales (un hospital, un psiquiátrico etc.). Este tipo de evacuaciones deben de estar asesoradas por personal muy especializado. Hay que poner especial interés en el plan especial de evacuación del edificio; que se establece dentro del plan de Emergencias; ya que los hospitales por sus características y por el personal de trabajo, como por los enfermos por su gravedad, tiene características muy especiales para este tipo de desalojos, que solo podrán realizarse en casos muy especiales. El objetivo de una evacuación consiste en permitir el desplazamiento de los ocupantes hasta un lugar suficientemente seguro en un tiempo conveniente y dentro de un marco de condiciones mínimas de seguridad para el desplazamiento.

ACTUACIÓN DE UN VIGILANTE ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA.

El tener previsto un plan de evacuación y búsqueda supone, en ocasiones, ganar un tiempo que puede ser decisivo, convirtiéndose así en auxiliares muy eficaces para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Una vez evaluada la amenaza se deberá de tomar la decisión de evacuar o no el edificio, si la decisión fuera afirmativa se actuara de la siguiente manera: -En principio para tomar la decisión hay que asegurarse que la amenaza es real o que haya un incendio inundación o cualquier tipo de emergencia. -Para realizar la evacuación se tiene que tener planificado el desarrollo de la misma para efectuarla de una manera ordenada, puesto que una evacuación precipitada podría producir victimas en un número mayor, quizás, a las causadas por la propia explosión, y como ,mal menor retrasara la iniciación de la búsqueda del artefacto. Para realizar una evacuación parcial se deberá de tener en cuenta; las siguientes circunstancias: -Volumen de la emergencia cuando se conozca. -Es importante por el daño; que pueda realizar y para hacernos una idea de una posible daño. Control antipático Si el número de personas es elevado, hay que impedir o reducir, por todos los medios, un pánico que pueda degenerar en tumulto. Si el número de personas es elevado hay que justificar la evacuación por uno de los siguientes motivos:

  Escape de gas

 Escape de agua

 Avería en la conducción eléctrica aire acondicionado etc.

Misiones específicas del personal. Para el personal de seguridad

 Evitar que cunda el pánico por la forma de comportarse.

 Deberán ser los últimos en abandonar las instalaciones, asegurándose que no quede nadie en las zonas a desalojar.

 Cuidaran que el desalojo se efectué de una manera ordenada y tranquila; y por los lugares previstos.

 Impedir que se utilicen los ascensores y montacargas.

 Desconectaran los equipos eléctricos, de gas y agua que se encuentren en sus zonas y no sean de vital importancia.

 Si vieran o se les comunicase, la presencia de algún objeto sospechoso se lo comunicaran al responsable del edificio, no tocarlo y avisar a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

 Formaran un cordón para que nadie se acerque a la zona de peligro, la cual debe quedar desalojada y despejada.

 Colaboraran con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en la medida de lo posible, recordando que su ayuda es muy valiosa y que deben de conocer perfectamente el recinto, las zonas vitales. Para el personal en general.

 Deben salir ordenadamente, sin correr, con paso ligero, pero por el itinerario previsto, o por el que se les indique en el momento.

 No deben utilizar los ascensores o montacargas.

 Desconectaran los equipos eléctricos, gas y agua que estén bajo su control y no sean de vital importancia.

 Deberán de llevarse sus objetos personales, que puedan parecer sospechosos de contener un artefacto.

 Dejaran abiertas puertas y ventanas.

 Si ven algún objeto sospechoso no deben de tocarlo. Itinerario de desplazamiento.

 Habrá de tener en cuenta lo siguiente:

 Hay que tener previsto un itinerario alternativo para el caso de encontrarse con un objeto sospechoso.

 Con anterioridad a la evacuación, el personal de seguridad deberá inspeccionar rápidamente el itinerario, previsto, ya que a lo largo del mismo pueden haber lugares idóneos para la colocación de un artefacto que daría lugar a usar el itinerario alternativo en caso de producirse esta circunstancia. Zonas de reunión: El desalojo no se debe dar por finalizado cuando todas las personas hayan salido a la calle. Hay que instalarlas en zonas de seguridad previamente seleccionadas. La distancia mínima a la que se debe encontrar estas zonas debe ser de unos 100 metros; aunque esta dependerá del volumen del artefacto y de otras circunstancias. 

TEMA 5. COLABORACIÓN CON LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO El personal de seguridad Privada, tiene la obligación de auxiliar y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y además de seguir detalladamente sus instrucciones en cualquier investigación que estos estuvieren ejerciendo; por mandato de la ley de seguridad privada 5/2014 de 4 de abril y de sus respectivos reglamentos de desarrollo. Deberán de poner a los presuntos delincuentes que delinquen en el objeto de su protección a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; para que estos a su vez lo pongan a disposición de la Autoridad Judicial .