El Vigilante de Seguridad de Explosivos: Naturaleza

Art. 52

1. El personal de seguridad privada está integrado por: Jefes de Seguridad, Vigilantes de Seguridad y Escoltas privados que trabajen en las empresas de Seguridad, los guardas particulares de campo y los detectives privados.

2. A efectos de habilitación y formación se consideran:

a) Los Escoltas Privados y los Vigilantes de Explosivos, como especialidades de los Vigilantes de Seguridad.

 

Requisitos para la obtención del título nombramiento; funciones a desempeñar

 

Art. 53

Para la habilitación del personal y en todo momento para la prestación de servicios de seguridad privada, el personal habrá de reunir los siguientes requisitos generales:

  • Ser mayor dé edad
  • Tener la nacionalidad europea
  • Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas. (*)
  • Carecer de antecedentes penales. (*)
  • No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
  • No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
  • No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  • No haber ejercido funciones de control de las entidades servicios o actuaciones de seguridad, vigilancia o investigación privadas, ni de su personal o medios, como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores a !a solicitud.
  • Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios para el ejercicio de las respectivas funciones.

 

Art. 54

1. Además de los requisitos generales establecidos en el artículo anterior, el personal de seguridad habrá de reunir, para su habilitación, los determinados en el presente artículo en función de su especialidad.

2. Vigilantes de seguridad y guardas particulares de campo:

  • No haber cumplido los cuarenta años de edad.
  • Estar en posesión del título de Graduado Escolar, de Graduado en Educación Secundaria, Formación profesional de primer grado, u otros equivalentes o superiores.
  • Los requisitos necesarios para portar y utilizar armas de fuego, a tenor de lo dispuesto en el Vigente Reglamento de Armas. (*)

 

Art. 56

Formación Previa.

1. Los vigilantes de seguridad y los guardas particulares de campo en sus distintas modalidades habrán de superar los módulos profesionales de formaciones de formación teórico práctica asociados al dominio de las competencias que la ley les atribuye. Los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes a alcanzar en dichos módulos, así como su duración, serán determinados por el Ministerio de Interior, previo informe favorable de los Ministerio de Educación y Ciencia, y de Trabajo y Seguridad Social, así como del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación; respecto a los Guardas Particulares del campo, y del Ministerio de Industria y Energía respecto de los vigilantes de seguridad, especialidad de explosivos y sustancias peligrosas.

2. Dichos módulos formativos se realizarán en los centros de formación autorizados por la Secretaría de Estado de Interior, pudiendo completarse con módulos de formación práctica en puestos de trabajo, evaluados con arreglo a los criterios que se determinen. A su superación se extenderá un diploma acreditativo, con arreglo al modelo que se establezca.

 

Art. 11

Los vigilantes de seguridad solo podrán desempeñar las siguientes funciones:

  • Ejercer la vigilancia y protección de bienes muebles e inmuebles, así como la protección de las personas que puedan encontrarse en los mismos.
  • Efectuar controles de identidad en el acceso o en el interior de inmuebles determinados, sin que en ningún caso puedan retener la documentación personal
  • Evitar la comisión de actos delictivos o infracciones en relación con el objeto de su protección.
  • Poner inmediatamente a disposición de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a los delincuentes en relación con el objeto de su protección, así como los instrumentos, efectos y pruebas de los delitos, no pudiendo proceder al interrogatorio de aquellos.
  • Efectuar la protección del almacenamiento, recuento clasificación y transporte de dinero, valores y objetos valiosos.
  • Llevar a cabo en relación con el funcionamiento de centrales de alarmas la prestación de servicio de respuestas de las alarmas que se produzcan, cuya realización no corresponda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para la función de protección del almacenamiento, manipulación y transporte de explosivos u otros objetos o sustancias que reglamentariamente se determinen, será preciso haber obtenido una habilitación especial.

 

La ley y el Reglamento de minas.

 

Explosivos

 

Art. 127

Las empresas consumidoras habituales de explosivos contarán con Disposiciones Internas de Seguridad que regulen de forma completa los detalles de aplicación del presente Reglamento.

 

Art. 128

Se prohíbe el empleo de explosivos, detonadores y artificios de toda clase, necesarios para provocar la explosión que no hayan sido homologados. En dicha homologación constará el ámbito de su uso.

 

Art. 129

El transporte de explosivos que se realice dentro del recinto de la empresa se regulará de acuerdo con las Disposiciones Internas de Seguridad.

 

Art. 130

Los vehículos que transportan explosivos no podrán cargar simultáneamente detonadores, cebos u otros artificios, ni tampoco simultánea otro tipo de carga. Se podrá utilizar el transporte conjunto de artificios explosivos en las condiciones y con las limitaciones que se establezcan.

 

Art. 131

El transporte de los explosivos dentro de las explotaciones se hará por personas debidamente autorizadas.

 

Almacenamiento

 

Art. 132

Se entenderá por depósito de explosivos el lugar destinado al almacenamiento de las materias explosivas y sus accesorios, con todos los elementos muebles e inmuebles que lo constituyan. En cada depósito podrá haber uno o varios polvorines. El polvorín será un local de almacenamiento sin compartimentos ni divisiones, cuyas únicas aberturas al exterior sean la puerta y los conductos de ventilación. Su construcción se realizará según la Reglamentación vigente y la Instrucción Técnica Complementaria correspondiente y de acuerdo con un proyecto aprobado. Los detonadores se almacenarán en nichos diferentes a los que contengan explosivos industriales y no se podrá sobrepasar la cantidad de 10 detonadores por cada Kg. de explosivo almacenado, sin autorización expresa.

 

Art. 133

Dentro del recinto de un depósito queda terminantemente prohibido fumar, portar elementos productores de llama desnuda, altas temperaturas y sustancias que puedan inflamarse, lo que se recordará con carteles bien visibles. 

 

Art. 134

Los depósitos subterráneos que comuniquen con labores mineras se instalarán en lugares aislados que no sirvan de paso para otra actividad distinta al abastecimiento de materias explosivas y estarán ubicados de forma que en caso de explosión o incendio los humos no sean arrastrados a las labores por la corriente de ventilación.

 

Art. 135

El movimiento de explosivos en los depósitos habrá de ser realizado por personas autorizadas y especialmente instruidas por las empresas. La persona responsable del movimiento de explosivos en los depósitos no podrá entregarlos en ningún caso más que mediante recibo y a las personas autorizadas. Es preceptivo el uso de un libro / registro que se llevará al día con entradas, salidas y existencias.

 

Art. 136

Las sustancias explosivas que hayan de almacenarse en las proximidades de los frentes o tajos de las explotaciones subterráneas se almacenarán hasta el momento de su empleo en cofres o arcas que servirán también para almacenar los sobrantes de explosivo cuando no hayan podido efectuarse las cargas.

 

Utilización

 

Art. 137

Sólo estarán capacitados para el manejo y uso de explosivos las personas especialmente designadas por la Dirección Facultativa, las cuales deberán supera un examen de aptitud ante la autoridad competente.

 

Art. 138

No podrá realizarse simultáneamente la carga de Explosivos y Detonantes.

 

Reglamento Nacional del Transporte de materias peligrosas por carretera, Ferrocarril v vía aérea: Artículos que especialmente le afectan.

 

Art. 242

La competencia en las materias reguladas por el presente capitulo corresponderá a los siguientes departamentos:

a) Al Ministerio del Interior, respecto a las normas de circulación y tráfico de losvehículos y, especialmente, en cuanto a la regulación de los lugares de estacionamiento, carga y descarga, itinerarios y horarios a que deba ajustarse el transporte en carretera, en zonas urbanas y núcleos de población, señalización de los vehículos y régimen de los Vigilantes o Vigilantes de Seguridad encargados del transporte.

 

Art. 243

1 Los vehículos que transporten explosivos o cartuchería metálica por carretera o caminos vecinales llevarán por lo menos, un Vigilante encargado del transporte, que será responsable de la custodia de dichas sustancias. Asimismo, cuando las circunstancias lo requieran, se podrá exigir que el transporte sea acompañado por fuerzas especiales de escolta, públicas o privadas, siendo determinadas talescircunstancias por la Guardia Civil.

2 El nombramiento de Vigilantes de Seguridad se regulará por su legislación propia. La persona propuesta, además de reunir las condiciones legalmente exigidas, estará en posesión un certificado de aptitud en el manejo de explosivos, expedido por las Delegaciones Provinciales del Ministerio de Industria y Energía. El nombramiento llevará implícita la concesión al interesado de licencia de armas de fuego largas y/o cortas, según proceda.

3 A efectos de este reglamento, serán funciones de los Vigilantes de Seguridad:

  • Vigilar y custodiar en forma permanente las mercancías objeto de transporte desde su salida del punto de origen hasta su entrega al destinatario.
  • Adoptar las medidas que estimen necesarias para garantizar dicha vigilancia en caso de emergencia, dando cuenta inmediata de los hechos acaecidos al puesto de la Guardia Civil más próximo.
  • Remitir al puesto de la Guardia Civil del punto de origen y de destino una parte de incidencias dentro de las doce horas siguientes a la entrega de la expedición al destinatario. En el ejercicio de dichas funciones tendrán el carácter de Auxiliares de la Guardia Civil.

 

Art. 288

1 Solamente podrán manejar a gobernar las embarcaciones destinadas a este tipo de transporte las personas que estuviesen provistas del correspondiente título, concedido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

2 El transporte fluvial de explosivos y cartuchería metálica irá vigilado, en todo caso, por Vigilantes de Seguridad, de acuerdo con lo establecido en el Art. 209.3.

 

Volver a Sección de Informción sobre el Curso de Vigilante de Explosivos