fax

El telefax

El telefax es un aparato que transmite información impresa bajo un soporte de red telefónica, a través de un lector óptico que los convierte en impulsos eléctricos.

El telefax, o también llamado fax, proporciona una copia permanente en el lugar en que se recepciona la información. Aunque, gracias a los avances tecnológicos, existen muchos modelos, todos ellos deben contener como componentes mínimos los siguientes:

a) Un equipo telefónico.

b) Panel exterior para realizar las operaciones.

c) Sensor óptico.

d) Impresora térmica.

Con el fin de hacer más fácil la utilización del telefax, los modernos, incluyen toda una serie de innovaciones que ayudan a economizar, sobre todo, tiempo:

Rellamada, manual y automática.

Envío múltiple (distintos destinos).

Transmisión directa. Memoria. Multicopia.

Agenda inteligente para marcación rápida. Identificación del terminal.

Control y numeración de páginas.

Informes periódicos sobre actividad realizada. Transmisión confidencial desde memoria.

Fax desde ordenador.

Funcionamiento del telefax

El manejo del fax es muy sencillo, basta con introducir la hoja en la bandeja correspondiente y marcar el número destinatario.

Este fácil manejo constituye una de las ventajas principales y única que ofrece el fax frente a otros métodos de comunicación.

Pero tiene otras muchas que son:

a) Se dispone de un archivo para poder verificar la información en caso de duda.

b) Maneja gran cantidad de información sin barreras del lenguaje.

c) Facilidad de uso.

d) Está dotado de la capacidad de transmitir documentos legales aceptables y firmas.