telefono smartphone

 El teléfono

El teléfono es un medio de comunicación que permite establecer un contacto directo y rápido para la transmisión de un mensaje. Los teléfonos están compuestos por una serie de elementos que los configuran y permiten su funcionamiento.

El teléfono en el ámbito de la seguridad privada, constituye otro de los medios muy utilizados por vigilantes de seguridad para establecer una comunicación oral a larga distancia, tanto para recibir información, órdenes, instrucciones..., como para emitirla.

Con el fin de potenciar al máximo las ventajas que puede proporcionar el teléfono como sistema de telecomunicación, y reducir o paliar los inconvenientes que conlleva, se han creado una serie de reglas que rigen la actuación de los interlocutores.

1. Cortesía. A través de ella se expresa la imagen del interlocutor y la de la empresa a la que pertenece.

2. Ritmo de voz. Este elemento crea el clima de la conversación, puede imprimir a ésta dinamismo, agresividad, tranquilidad...

3. Claridad y dicción. El discurso a transmitir ha de ser claro y conciso, acotando el motivo u objetivo de la llamada.

4. Capacidad de escucha. Es importante saber escuchar al otro con el fin de determinar sus necesidades.

5. Capacidad de respuesta. Se debe utilizar la retroinformación (repetir puntos importantes del mensaje) para comprobar si se ha comprendido el mensaje.

6. Confianza. Es muy importante, sobre todo en trabajos relacionados con la seguridad, ya que cualquier estado que indique nerviosismo, intranquilidad..., genera en el otro el sentimiento de inseguridad.

7. Organización. Si se clasifican los mensajes o informaciones a transmitir la comunicación va a ser más directa y clara.

8. Concentración. Hay que tener presente en todo momento el medio que estamos utilizando, para evitar la participación de cualquier estímulo que pueda dificultarlo. 

9. Identificación. Es indispensable conocer la identidad de la persona con la que se está manteniendo la conversación, aunque con el tiempo, se llegan a reconocer las voces de las distintas personas sin necesidad de que se identifiquen.

10.Alocución. El mensaje debe ser transmitido a una velocidad que permita al otro entender lo que se le está comunicando.Ni excesivamente rápido, ni excesivamente lento.

11.Silencios.Los silencios oportunos en una conversación telefónica ayudan a subrayar palabras, matizar, dar énfasis....

Técnicas para alargar las llamadas

Es relativamente frecuente recibir llamadas de desconocidos anunciando la colocación de cualquier material explosivo, amenazando..., llamadas que el interlocutor debe saber prolongar para intentar dar con el lugar desde donde se realiza la llamada, identificar características del sujeto,...

La actuación ante estas llamadas telefónicas va a condicionar el posterior éxito de las actuaciones policiales para resolver el caso.

Con el fin de prolongar la conversación y poder extraer la mayor información posible sobre el sujeto que la realiza, en los casos relacionados con la colocación de material explosivo, se le pueden realizar una serie de preguntas que se detallan a continuación:

a) ¿Qué tamaño tiene el artefacto?.

b) ¿Está en funcionamiento?.

c) ¿Qué pretende que se haga?.

d) ¿Por qué llama por teléfono?.

e) ¿Cómo puede librarse de la explosión?.

f) ¿Por qué puso el artefacto?.

g) ¿Qué explosivo contiene?.

h) ¿En qué trabaja?.

i) ¿Qué familia tiene?.

Aunque parezcan preguntas obvias, en muchas ocasiones no se realizan por lo que se ha creado una especie de formulario a rellenar para recoger la información más relevante que nos ayude a conseguir alguna pista.

Este formulario es el que aparece a continuación.

Formulario Registro Telefonico de Amenaza de Bomba

Es importante que la persona que recepcione el mensaje preste atención a posibles ruidos externos, si es un teléfono publico..., es decir debe estar atento a cualquier aspecto que pueda ayudar a reconocer al sujeto y el lugar desde donde llama, para poder apresarlo y evitar la comisión del delito.