secuestroc
 
DETENCIÓN ILEGAL
 
Se establece que:
 
1. El particular que encerrare o detuviere a otro, privándole de su libertad, será castigado con la pena de prisión de cuatro a seis años.
2. Si el culpable diera libertad al encerrado o detenido dentro de los tres primeros días de su detención, sin haber logrado el objeto que se había propuesto, se impondrá la pena inferior en grado.
3. Se impondrá la pena de prisión de cinco a ocho años, si el encierro o detención ha durado más de quince días.
4. El particular que fuera de los casos permitidos por las leyes, aprehendiere a una persona para presentarla inmediatamente a la autoridad, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”.
 
SECUESTRO
 
Consiste en privar de libertad a una persona, a continuación, exigir alguna condición (generalmente de tipo económico) para ponerla en libertad.
“El secuestro de una persona exigiendo alguna condición para ponerla en libertad, será castigado con la pena de prisión de tres a diez años.
 
AGRAVACIÓN EN DELITO DE DETENCIÓN ILEGAL Y SECUESTRO
 
“Las penas de los artículos anteriores se impondrán en su mitad superior, en los respectivos casos, si la detención ilegal o secuestro se ha ejecutado con simulación de autoridad o función pública, o la víctima fuere menor de edad o incapaz o funcionario público en el ejercicio de sus funciones”.
 
AGRAVACIÓN CUANDO NO SE DA PARADERO DEL DETENIDO O SECUESTRADO
 
“ El reo de detención ilegal o secuestro que no dé razón del paradero de la persona detenida será castigado, según los casos, con las penas superiores en grado a las señaladas en los artículos anteriores, salvo que la haya dejado en libertad”.
 
AGRAVACIÓN PARA AUTORIDAD Y FUNCIONARIO PÚBLICO
 
“ La autoridad o funcionario público que , fuera de los caso permitidos por la ley, y sin mediar causa por delito, cometiere alguno de los hechos descritos en los artículos
anteriores será castigado con las penas respectivamente previstas en estos, en su mitad superior y, además, con la de inhabilitación absoluta por tiempo de ocho a doce años”.
 
“La provocación, la conspiración y la proposición para cometer los delitos previstos en este capítulo, se castigarán con la pena inferior en uno o dos grados a la señalada al delito de que se trate”.
 
El C. penal castiga al particular que encerrare o detuviere a otro privándole de su libertad.
 
La infracción penal se comete de dos formas:
 
Encerrando: Equivale a situar a una persona en un lugar no abierto
Deteniendo: Equivale a la aprehensión de una persona a la que se le priva de la posibilidad de desplazarse en un espacio abierto.
 
En casos específicos señalaremos como IMPORTANTE QUE EL DELITO PUEDE SER:
 
AGRAVADO
  • La pena a imponer al culpable se agrava si el encierro o detención durase más de quince días.
ATENUADO
  • La pena a imponer al culpable se atenúa si diere libertad al encerrado o detenido dentro de los tres primeros días de su detención, siempre que no haya logrado el objeto que se propuso.
  • En los casos en que, un particular, fuera de los casos permitidos por las Leyes, detuviere a una persona para presentarla inmediatamente a la Autoridad, la pena se atenuara todavía más.
 
AMENAZAS
 
El Código Penal tipifica el delito de amenazas al castigar en el ARTICULO 169
 
AMENAZA DE UN MAL QUE CONSTIUTYE DELITO:
 
“Al que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio,
lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico, será
castigado:
 
1º. Con la pena de prisión de uno a cinco años, si se hubiere hecho la amenaza exigiendo una cantidad o imponiendo cualquier otra condición, aunque no sea ilícita, y el culpable hubiere conseguido su propósito. De no conseguirlo, se impondrá la pena de prisión de seis meses a tres años 
2º. Si las amenazas de un mal que constituye delito fuesen dirigidas atemorizar a los habitantes de una población, grupo étnico, o a un amplio grupo de personas y tuvieran la gravedad necesaria para conseguirlo, se impondrá respectivamente, las penas superiores en grado a las previstas en el artículo anterior”.
 
AMENAZAS DIRIGIDAS A ATEMORIZAR A UNA POBLACIÓN O GRUPO
 
1. Si las amenazas de un mal que constituyere delito fuesen dirigidas a atemorizar a los habitantes de una población, grupo étnico, cultural o religioso, o colectivo social o profesional, y tuvieran la gravedad para conseguirlo, se impondrán respectivamente las penas superiores en grado a las previstas en el anterior.
2. Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años, los que, con la misma finalidad y gravedad, reclamen públicamente la comisión de acciones violentas por parte de organizaciones o grupos terroristas.
 
AMENAZAS DE UN MAL QUE NO CONSTITUYE DELITO
 
1. Las amenazas de un mal que no constituya delito serán castigadas con pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.
2. Si alguien exigiere de otro una cantidad o recompensa bajo la amenaza de revelar o difundir hechos referentes a su vida privada o relaciones familiares que no sean públicamente conocidas y puedan afectar a su fama, crédito o interés, será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años, si ha conseguido la entrega de todo o parte de lo exigido, y con la de cuatro meses a dos años, si no lo consiguiere.
 
TIPO CUALIFICADO
 
El más grave de estos delitos es el contemplado en el artículo 169, el cometido por el que amenazase a otro, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado, con un mal que constituya delito de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas, y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico.
 
Son elementos de este delito:
 
1. La amenaza de un mal. Amenaza es el hecho de anunciar a otro, con propósito de infundir miedo.
2. De ser una amenaza seria, de un mal cierto y concreto.
3. El mal que se anuncia, ha de ser futuro. Igualmente, el mal comunicado ha de ser de posible realización.
4. El elemento interno del delito está constituido por la voluntad de amenazar con un mal que integre un delito contra las personas, el honor o la propiedad.
 
AGRAVADO:
 
- Si se realiza exigiendo cantidad o condición y se hubiera conseguido el propósito.
- Si se realiza por escrito, teléfono o cualquier otro medio de comunicación, o en nombre de entidades reales o supuestas.
- También, si las amenazas van dirigida a atemorizar a los habitantes de una
población, grupo étnico o amplio grupo de personas.
 
ATENUADO:
 
Otra variedad del delito de amenazas es la integrada por las amenazas de un mal que no constituya delito, hecho recogido en el artículo 171 del Código Penal.
 
COACCIONES.
 
ARTICULO.172. “El que, sin estar legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la Ley no prohíbe, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados.”
 
DIFERENCIA ENTRE LA AMENAZA Y LA COACCIÓN
 
Ambos delitos constituyen un atentado contra la libertad, tienen pues este carácter común, pero también existen entre ellos diferencias que los separan.
 
LA COACCIÓN es el empleo de violencia, material o moral, para obligar a otra persona a realizar lo que el coactor quiera, o impedirle hacer lo que la ley no prohíbe.
 
LA AMENAZA es el mero anuncio de un mal futuro.
 
VIOLENCIA DE GENERO
 
Para que exista violencia de género deberá concurrir:
 
1. Violencia Física, Psíquica o Psícologica que produzca un agravio en la vida, integridad Física o Moral, el la Libertad, en la Libertad Sexual, en la capacidad de decisión y/o en la tranquilidad de la victima.
 
2. Que la victima sea respecto al autor del delito Esposa, Ex-esposa, Pareja, Ex-pareja (aún sin existir convivencia) o cualquier otra análoga relacción de afectividad (LO 1/2004 – Art. 1. Apartado 1)
 
3. Que esa violencia Física/Psíquica o Psícologica exprese discriminación de la mujer, desigualdad o relacción de poder de los hombres sobre las mujeres. (LO 1/2004 – Art. 1. Apartado 3)
 
Son delitos de violencia de género:
 
1. El delito de violencia de género puede ser cualquier tipo delictivo contra las personas (homicidio, lesiones, amenazas) dónde coincida lo anteriormente expuesto.
2. Son, únicamente delitos de violencia de género, por tanto de forma exclusiva los tipos penales recogidos en los artículos 153.1 (por el que se eleva de falta a delito el maltrato de obra, o el menoscabo psíquico leve) y 148.4 (delito de lesiones agravado) del Código Penal en vigor.
 
Pongamos un ejemplo: un hombre mata a su mujer. No se trata de un delito de violencia de género exclusivo, sino de un delito de homicidio que ha sido susceptible a convertirse en otra figura delictiva especial teniendo en cuenta las figuras de los sujetos, tanto activo como pasivo.
 
CONCLUSIÓN: En definitiva, son todos aquellos delitos en los que el objeto de protección sea los bienes jurídicos personales – fundamentales de la mujer; sobre los agravios de su marido, ex marido o pareja que conviva o haya convivido con ella.